sábado, 1 de diciembre de 2007

Con letras de papel
periódico y complejo
quiso hacer un velero
de casco viejo y ciego
para que navegasen
todos sus tiempos.
Y quiso que al llegar
al mar
cruzasen en silencio
a la otra orilla
en donde todas
las nubes son el
mar en espejo.
Y desde entonces
vive a lo vivo
sin anestesias
de sueños,
de tiempos y de olvidos.
Y así es su vida
(de abajo arriba)
y su tiempo es
mi sólida cintura.
...Que el tiempo, la verdad
y la vida, jamás
fueron anuncio
de página amarilla.