sábado, 1 de diciembre de 2007

Y caerán con todas tus noticias
las hojas del periódico
al cubo
más íntimo
de la basura...
(Será...
cuando el vino recobre el equilibrio
y algo la compostura).
Y también caerán los árboles
(si el tiempo,
ahíto de toneles,
sigue a los hombres
como a la corza herida,
como a un primer amor
en fingida huida).
Y no habrá rotativas
que, como cangilones
de otoño,
impriman más anuncios breves
de vida;
que el vino bueno,
de cosecha divina,
saltará a chorros
y de alegría.
(No podrás agotar el tiempo si antes no apuras todo el vino de Baco y sus criaturas).